20 ene. 2013

Levántate, estás aquí para esto.

Sin duda, estoy en la adolescencia, esa etapa en la que todo no sirve para nada, en la que tienes tantas experiencias en las que puedo aprender en el día de mañana, experiencias que voy aprendiendo a lo largo de mi vida, esta época solo sirve para acomplejarse, pensar, olvidar, rayarse por tonterías, rendirse, divertirse, conocer a personas que pueden o no estar el resto de la vida, sin pensarlo, saber quien o no es buena persona, saber que fallos no cometer, saber levantarte día a día, decidirse en lo que quieres el día de mañana, ¿Qué sería la vida sin adolescencia? ¿Que sería sin esos errores que cometiste para el mañana?

Este es el fin de tu infancia, el tener responsabilidades, tener que preocuparte por como serás o como eres hoy o mañana, el tener cuidado de no pasarte nada, tener responsabilidad sobre ti mismo y de los demás, la vida nos destruye, en caso de esto, necesitamos levantarnos, gracias a todas las desgracias el día de hoy somos más buenos o más malos, por todo esto, somos así, aprendemos de cosas insignificantes.



Solo hay que pensar que cosas peores vendrán, que lo pasarás peor de lo que aún creías haberlo pasado, pensarás o habrás pensado en morir como solución al mayor de tus problemas, el preguntarle a la vida el por qué te hace esto, el por que te sientes tan mal, el si eres ser feliz en esta vida, esto es una jugada, y aún te queda partida por terminar, solo hay que ser fuerte, todo vence.

''La realidad supera a la ficción.''


2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Que razon tienes... jaja me gusta tu blog, la verdad es que te hace sentir identificado en muchos aspectos.
    Si quieres pasarte por mi blog de fotos... olo hay una sesión pero espero subir alguna mas pronto. Xauu guapo :D

    http://con2bolsasencadamano.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

serials online Instagram * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *